Comienza a escribir para ver los productos que buscas
  • Menu Menu
  • Categorías Categorías

Carrito de compras

Cerrar
menu
close
Comienza a escribir para ver los productos que buscas

Ideas para compartir Ideas para compartir

Ideas para compartir Ideas para compartir

Todo lo que necesitas saber para el primer baño de tu bebé Todo lo que necesitas saber para el primer baño de tu bebé

¡Prepara la cámara! El primer baño de tu bebé es un evento especial. De hecho, cada momento del baño puede ser un momento especial para crear lazos afectivos con el recién nacido. Arrullar, cantar, hablar: a todos los bebés les encanta el sonido de la voz de mamá o papá, así como el contacto suave.

Bañar a un bebé la primera vez con éxito requiere una gran cantidad de elementos esenciales para hacer el trabajo. Las primeras veces que bañes a tu bebé pueden ser un poco complicadas, pero pronto te harás experta. Aquí tienes una guía práctica para bañar a tu bebé. Hasta que el bebé comience a ensuciarse, por ejemplo, cuando empiece a gatear, no es necesario un baño diario. Incluso para los bebés recién nacidos se sugiere un baño dos o tres veces por semana.

Al principio se debe bañar a los bebés con un baño de esponja, hasta que el muñón del cordón umbilical sane (aproximadamente una a cuatro semanas después del nacimiento). Posteriormente, un baño de tina o en una bañera para bebés con el apoyo de tus brazos y, finalmente, un baño de tina asistido cuando el bebé puede sentarse solo y su cabeza sobresalga de la tina. No hay nada más lindo que ver a tu bebé feliz chapoteando en la bañera, excepto tal vez, su primer baño de tina entre tus brazos.

Los siguientes elementos son fundamentales para el primer baño de tu bebé:

1. Bañera

Los bebés más pequeños necesitarán su propia bañera. La bañera para bebés debe estar ligeramente inclinada, no completamente plana, pero tampoco demasiado vertical, idealmente con una superficie antideslizante y pequeños postes de seguridad debajo de los brazos y las piernas para evitar que se resbalen bajo el agua.

Los estilos de bañera básicos y comunes vienen en diferentes colores y pueden venir con un estampado o sin estampado.

Bañando a un bebé recién nacido en una bañera: Acronni, Tienda en Línea

Compra la primera bañera para tu bebé en Acronni. Baña a tu pequeña o pequeño en esta práctica bañera super resistente que contiene jabonera para mayor comodidad. Envíos a todo México.

Independientemente de la bañera que elijas, considera que nunca debes dejar al bebé en ella sin ayuda. Los accidentes pueden ocurrir en cualquier descuido.

2. Palangana

Necesitarás una pequeña palangana o recipiente de enjuague con asa para lavar fácilmente a tu bebé. ¿Sabes qué aborrecen absolutamente los bebés? Tener agua en la cara, ¡especialmente en los ojos! Apoyarte de una palangana para bañar a tu bebé controla el flujo de agua, para evitar salpicaduras inesperadas de champú o espuma de jabón a la cara del pequeño o pequeña.

Batidor No. 2 ½ o palangana pequeña. Consíguela en Acronni.

3. Esponjas y paños

Consigue una esponja o paño suave para bebés. Humedece la esponja con agua, vierte unas gotas de jabón y haz espuma. ¡Asegúrate de restregar al bebé muy suavemente!

Para baños de emergencia, el uso de esponjas jabonosas para bebé son una gran opción. Con un poco de agua consigues que aparezca jabón y puedes darle un baño rápido. Las esponjas jabonosas Ninonet Infantil para higiene rápida de los más pequeños son una solución higiénica, segura, eficaz y económica, perfectos para su piel delicada.Primer baño de tu bebé: Bañera para Bebés Acronni

4. Lavado todo en uno sin fragancia

Un lavado todo en uno no solo ocupa menos espacio en la ducha, sino que también hace que la hora del baño sea más rápida y conveniente.

Asegúrate de elegir un jabón líquido sin fragancia para un lavado todo en uno, ya que la piel del bebé puede ser muy delicada y sensible a los productos químicos e ingredientes adicionales. También te sugerimos utilizar champú y gel de baño sin sulfatos y elaborados con ingredientes totalmente naturales.

5. Cepillo suave

Es muy común que los recién nacidos desarrollen parches escamosos y costrosos en el cuero cabelludo durante los primeros meses de vida. La dermatitis seborreica, también conocida como costra láctea, puede parecer absolutamente extraña, pero se puede resolver fácilmente con un baño con champú diario con un cepillo suave.

El cepillo para bebés debe tener cerdas ultrasuaves perfectas para la delicada cabeza de tu bebé. 

6. Toalla suave con capucha

Consigue una toalla de algodón suave para secar a tu bebé después de su baño de tina. Recuerda tener ya lista la ropa limpia que le pondrás.

Si bien cualquier toalla nueva limpia y suave está perfectamente bien, una toalla con capucha ultra esponjosa del tamaño perfecto para tu bebé lo mantendrá más abrigado y cómodo después del baño.

Tips para el primer baño en bañera de tu bebé: Acronni, Tienda en Línea

7. Consideraciones básicas para bañar a un bebé

Primero, desnuda al bebé, acunando la cabeza con una mano. Deja el pañal puesto (lava esa área al final). Envuelve al bebé en una toalla, exponiendo solo las áreas que estás lavando.

Con una esponja de baño para bebés o un paño, limpia un área a la vez. Comienza detrás de las orejas, luego continua hacia el cuello, los codos, las rodillas, entre los dedos de las manos y los pies. Presta atención a los pliegues debajo de los brazos, detrás de las orejas, y alrededor del cuello.

El turno para lavar el pelo y el rostro llega al final de la hora del baño para que el bebé no se enfríe. Si bien los recién nacidos no tienen mucho pelo, puedes limpiar con esponja suave los pocos mechones. Para evitar que los ojos se mojen, inclina la cabeza un poco hacia atrás. No hay necesidad de poner champú en los recién nacidos, solo usa agua. En los bebés mayores de cuatro semanas puedes usar un champú natural especial para bebés o un jabón natural sin fragancia.

Ahora es el momento de quitar el pañal y limpiar con una esponja el vientre, el trasero y los genitales del bebé. Lava a las niñas de adelante hacia atrás. Si hay un poco de flujo vaginal, no te preocupe, y no trates de limpiarlo todo. Si un niño pequeño no está circuncidado, deja el prepucio en paz. Si está circuncidado, no laves la cabeza del pene hasta que haya sanado.

Seca al bebé con palmaditas suaves. Frotar la piel la irritará. ¡La hora del baño ha terminado y tu bebé recién nacido está listo para un pañal y ropa limpios!

 

¡Prepara la cámara! El primer baño de tu bebé es un evento especial. De hecho, cada momento del baño puede ser un momento especial para crear lazos afectivos con el recién nacido. Arrullar, cantar, hablar: a todos los bebés les encanta el sonido de la voz de mamá o papá, así como el contacto suave.

Bañar a un bebé la primera vez con éxito requiere una gran cantidad de elementos esenciales para hacer el trabajo. Las primeras veces que bañes a tu bebé pueden ser un poco complicadas, pero pronto te harás experta. Aquí tienes una guía práctica para bañar a tu bebé. Hasta que el bebé comience a ensuciarse, por ejemplo, cuando empiece a gatear, no es necesario un baño diario. Incluso para los bebés recién nacidos se sugiere un baño dos o tres veces por semana.

Al principio se debe bañar a los bebés con un baño de esponja, hasta que el muñón del cordón umbilical sane (aproximadamente una a cuatro semanas después del nacimiento). Posteriormente, un baño de tina o en una bañera para bebés con el apoyo de tus brazos y, finalmente, un baño de tina asistido cuando el bebé puede sentarse solo y su cabeza sobresalga de la tina. No hay nada más lindo que ver a tu bebé feliz chapoteando en la bañera, excepto tal vez, su primer baño de tina entre tus brazos.

Los siguientes elementos son fundamentales para el primer baño de tu bebé:

1. Bañera

Los bebés más pequeños necesitarán su propia bañera. La bañera para bebés debe estar ligeramente inclinada, no completamente plana, pero tampoco demasiado vertical, idealmente con una superficie antideslizante y pequeños postes de seguridad debajo de los brazos y las piernas para evitar que se resbalen bajo el agua.

Los estilos de bañera básicos y comunes vienen en diferentes colores y pueden venir con un estampado o sin estampado.

Bañando a un bebé recién nacido en una bañera: Acronni, Tienda en Línea

Compra la primera bañera para tu bebé en Acronni. Baña a tu pequeña o pequeño en esta práctica bañera super resistente que contiene jabonera para mayor comodidad. Envíos a todo México.

Independientemente de la bañera que elijas, considera que nunca debes dejar al bebé en ella sin ayuda. Los accidentes pueden ocurrir en cualquier descuido.

2. Palangana

Necesitarás una pequeña palangana o recipiente de enjuague con asa para lavar fácilmente a tu bebé. ¿Sabes qué aborrecen absolutamente los bebés? Tener agua en la cara, ¡especialmente en los ojos! Apoyarte de una palangana para bañar a tu bebé controla el flujo de agua, para evitar salpicaduras inesperadas de champú o espuma de jabón a la cara del pequeño o pequeña.

Batidor No. 2 ½ o palangana pequeña. Consíguela en Acronni.

3. Esponjas y paños

Consigue una esponja o paño suave para bebés. Humedece la esponja con agua, vierte unas gotas de jabón y haz espuma. ¡Asegúrate de restregar al bebé muy suavemente!

Para baños de emergencia, el uso de esponjas jabonosas para bebé son una gran opción. Con un poco de agua consigues que aparezca jabón y puedes darle un baño rápido. Las esponjas jabonosas Ninonet Infantil para higiene rápida de los más pequeños son una solución higiénica, segura, eficaz y económica, perfectos para su piel delicada.Primer baño de tu bebé: Bañera para Bebés Acronni

4. Lavado todo en uno sin fragancia

Un lavado todo en uno no solo ocupa menos espacio en la ducha, sino que también hace que la hora del baño sea más rápida y conveniente.

Asegúrate de elegir un jabón líquido sin fragancia para un lavado todo en uno, ya que la piel del bebé puede ser muy delicada y sensible a los productos químicos e ingredientes adicionales. También te sugerimos utilizar champú y gel de baño sin sulfatos y elaborados con ingredientes totalmente naturales.

5. Cepillo suave

Es muy común que los recién nacidos desarrollen parches escamosos y costrosos en el cuero cabelludo durante los primeros meses de vida. La dermatitis seborreica, también conocida como costra láctea, puede parecer absolutamente extraña, pero se puede resolver fácilmente con un baño con champú diario con un cepillo suave.

El cepillo para bebés debe tener cerdas ultrasuaves perfectas para la delicada cabeza de tu bebé. 

6. Toalla suave con capucha

Consigue una toalla de algodón suave para secar a tu bebé después de su baño de tina. Recuerda tener ya lista la ropa limpia que le pondrás.

Si bien cualquier toalla nueva limpia y suave está perfectamente bien, una toalla con capucha ultra esponjosa del tamaño perfecto para tu bebé lo mantendrá más abrigado y cómodo después del baño.

Tips para el primer baño en bañera de tu bebé: Acronni, Tienda en Línea

7. Consideraciones básicas para bañar a un bebé

Primero, desnuda al bebé, acunando la cabeza con una mano. Deja el pañal puesto (lava esa área al final). Envuelve al bebé en una toalla, exponiendo solo las áreas que estás lavando.

Con una esponja de baño para bebés o un paño, limpia un área a la vez. Comienza detrás de las orejas, luego continua hacia el cuello, los codos, las rodillas, entre los dedos de las manos y los pies. Presta atención a los pliegues debajo de los brazos, detrás de las orejas, y alrededor del cuello.

El turno para lavar el pelo y el rostro llega al final de la hora del baño para que el bebé no se enfríe. Si bien los recién nacidos no tienen mucho pelo, puedes limpiar con esponja suave los pocos mechones. Para evitar que los ojos se mojen, inclina la cabeza un poco hacia atrás. No hay necesidad de poner champú en los recién nacidos, solo usa agua. En los bebés mayores de cuatro semanas puedes usar un champú natural especial para bebés o un jabón natural sin fragancia.

Ahora es el momento de quitar el pañal y limpiar con una esponja el vientre, el trasero y los genitales del bebé. Lava a las niñas de adelante hacia atrás. Si hay un poco de flujo vaginal, no te preocupe, y no trates de limpiarlo todo. Si un niño pequeño no está circuncidado, deja el prepucio en paz. Si está circuncidado, no laves la cabeza del pene hasta que haya sanado.

Seca al bebé con palmaditas suaves. Frotar la piel la irritará. ¡La hora del baño ha terminado y tu bebé recién nacido está listo para un pañal y ropa limpios!

 

#title#

#price#
×